Consejeria de Educacion. Proyecto Educarex

       
Sexto curso
La Edad Moderna
La Edad Moderna

LA EDAD MODERNA

EL DESCUBIRMIENTO DE AMÉRICA

El reinado de los Reyes Católicos

En el comienzo de la Edad Moderna, los Reyes Católicos unificaron España. Con el matrimonio de Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón, se unieron los reinos de Castilla y Aragón, pero cada reino conservó sus leyes e instituciones.

Los Reyes Católicos crearon un estado moderno estableciendo un gobierno autoritario, que limitó el poder de los nobles, creando consejos y tribunales de justicia y formando un ejército profesional.

Los Reyes Católicos ampliaron sus territorios. En 1.492, conquistaron reino de Granada. También terminaron la conquista de las islas Canarias, incorporaron a la Corona de Aragón el reino de Nápoles, en Italia; y conquistaron pequeños territorios en el norte de África. En 1.512, la Corona de Castilla se anexionó el reino de Navarra.

En 1.492, los Reyes Católicos financiaron la expedición de Cristóbal Colón, un marino italiano, que buscaba una nueva ruta para llegar a Asia por el oeste y en su viaje descubrió un nuevo continente, América.

Reconquista en el siglo XV

La conquista de América

En el siglo XV, muchas personas creían que la Tierra era plana. Pero Cristóbal Colón estaba convencido de que era redonda y, por ello, pretendía llegar a Asia atravesando el océano Atlántico y navegando hacia el oeste.

En 1.492, Colón partió con su expedición desde el puerto de Palos de la Frontera, en Huelva, y dos meses más tarde vieron tierra. Colón creía que había llegado a Japón pero en realidad había llegado a un isla del mar Caribe.

Años después, un navegante italiano llamado Américo Vespucio demostró que aquellas tierras no formaban parte de Asia, sino que pertenecían a un nuevo continente, que llamaron América.

A partir de ese momento los españoles conquistaron las islas del mar Caribe y más tarde exploraron y conquistaron casi toda América. Las expediciones más importantes fueron la de Hernán Cortés, que conquistó México, y Francisco Pizarro, que conquistó el Perú.

Los reyes ofrecían a los conquistadores el título de gobernador o capitán y les concedían extensas tierras en el nuevo continente.

Los pueblos precolombinos

Antes de la llegada de los españoles, vivían en América una gran variedad de pueblos llamados precolombinos. Entre ellos, los incas, aztecas y mayas habían organizado grandes imperios.

  • Los incas. Ocupaban el territorio actual de Perú, Ecuador y Bolivia.
  • Los aztecas. Ocupaban casi todo México.
  • Los mayas. Ocupaban el sur de México, Guatemala y Honduras. Eran expertos matemáticos y tenían muchos conocimientos de astronomía.
Estos pueblos cultivaban maíz y practicaban la artesanía y la metalurgia.
La organización del territorio
Los españolA partir de 1.492, América se organizó en virreinatos, al frente de cada uno había un virrey. También se crearon audiencias, para aplicar las leyes.es crearon grandes estancias ganaderas y extensas haciendas agrícolas, explotaron las minas, de oro y plata. El oro y la plata era enviado a España en barcos protegidos por soldados.

La sociedad

La sociedad de las colonias americanas se organizaba en grupos raciales: españoles, mestizos, indios y negros.

  • Los españoles. Ocupaban los cargos de gobierno y eran dueños de grandes propiedades.
  • Los mestizos. Eran hijos de españoles e indias. Algunos ocupaban cargos pero la mayoría, vivía en la pobreza.
  • Los indios. Sufrieron muchos abusos, aunque había leyes que los protegían.
  • Los negros. Eran traídos desde África como esclavos para trabajar.

EL IMPERIO HISPÁNICO

El imperio hispánico

En el siglo XVI, España se convirtió en un gran imperio. Después, se fue fragmentando poco a poco y España perdió su superioridad en Europa.

Los territorios del imperio

El imperio español estaba formado por muchos territorios diferentes: España, los Países Bajos, gran parte de Italia, territorios en e centro de Europa, las colonias americanas y numerosas posesiones en el norte de África. Además, en 1.580 se añadió el reino de Portugal.

Cada territorio mantenía sus propias leyes e instituciones, pero todos tenían el mismo rey. El rey dirigía el ejército, declaraba la guerra y firmaba la paz con otros países. Algunas de sus decisiones como el cobro de impuestos o la aceptación de nuevas leyes eran aprobadas por los Parlamentos o asambleas de cada territorio.

El reinado de Carlos I

Carlos I se había educado en Flandes y era nieto de los Reyes Católicos y del emperador de Alemania. En 1.516, accedió al trono de España y gobernó un gran imperio. Al principio de su reinado se rodeó de consejeros extranjeros que le ayudaban en las tareas de gobierno, Esto provocó, en 1.520, la revuelta de las Comunidades en Castilla, una protesta de las principales ciudades de Castilla y en Valencia y Baleares, la revuelta de las Germanías, protagonizada por campesinos y artesanos que exigían mejores condiciones de vida.

En Europa, Carlos I luchó contra Francia para lograr la hegemonía en Europa; contra los turcos por el control del Mediterráneo y facilitar el comercio entre España e Italia; y hacer frente a los luteranos del centro de Europa, un grupo de cristianos que se oponía a la autoridad del papa y del emperador.

Decepcionado por el fracaso sobre los luteranos, Carlos I, abandonó el trono y se retiró al monasterios de Yuste, en Cáceres, donde murió.
El reinado de Felipe II

En 1.556 comenzó el reinado de Felipe II, sucesor de Carlos I. Gobernaba el imperio más extenso de su época. Para poder mantenerlo se enfrentó a numerosos problemas. Primero derrotó a Francia, después vendió a los turcos en la batalla de Lepanto.

Los Países Bajos se sublevaron y las provincias del norte se declararon independientes, Felipe II no lo aceptó y comenzó una larga y costosa guerra, Inglaterra apoyó a los rebeldes y Felipe II envió la Armada Invencible, una poderosa flota que fue derrota.

Durante el reinado de Felipe II, España se empobreció por la disminución del oro y plata que llegaba de América y los enormes gastos ocasionados por las guerras. da en 1.588.

LA CRISIS DEL IMPERIO ESPAÑOL

La fragmentación del imperio

Tras la muerte de Felipe II, en 1.598, el imperio hispano se debilitó y comenzó a fragmentarse. Los reyes del siglo XVII, Felipe III, Felipe IV y Carlos II, dejaron el gobierno en manos de validos. Los validos eran consejeros que contaban con la confianza del rey y gobernaban en su nombre. Algunos adquirieron mucho poder, como el duque de Lerma o el conde-duque de Olivares.

Felipe III

Felipe IV

Los validos trataron de reforzar el poder del rey reduciendo el poder de las instituciones con las que tenía que contar para gobernar. Por este motivo, estallaron revueltas de protesta en Portugal, que consiguió su independencia; en Cataluña y en Italia.

El enfrentamiento con los Países Bajos continuó a lo largo del siglo XVII, y después de treguas y guerras, se independizaron de España en 1.648. España perdió su predominio en Europa.

La guerra de Sucesión

En 1.700, Carlos II murió sin dejar sucesor. Se presentaron dos candidatos para sucederle: Felipe de Anjou, nieto del rey francés; y Carlos de Austria, nieto del emperador alemán. Los países europeos apoyaron a uno u otro candidato según sus intereses. Por su parte, en España, Castilla apoyó al candidato francés, mientras que la Corona de Aragón apoyó al candidato alemán. Se originó entonces la guerra de Sucesión, que fue una guerra internacional y civil.

La guerra terminó en 1.713, con la firma del Tratado de Utrecht. Se reconocía el triunfo de Felipe de Anjou, que accedió al trono como Felipe V, pero el imperio hispánico debía ceder parte de sus territorios en Europa a Austria e Inglaterra. Así comenzó a reinar en España una nueva dinastía: la de los Borbones.

Los primeros Borbones

Los Borbones comenzaron a reinar en España a principios del siglo XVIII y establecieron una nueva forma de gobierno, la monarquía absoluta, en la que el rey tenía todos los poderes del Estado.

Felipe V trató de unificar todos los territorios de España. Aprovechó la derrota de la Corona de Aragón en la guerra de Sucesión para suprimir sus leyes e instituciones. Promulgó los Decretos de Nueva Planta, que acabaron con las Cortes de Cataluña, Aragón, Valencia y Mallorca y con sus fueros o leyes propias. Pero no anuló los fueros e instituciones de Navarra y el País vasco, pues lo habían apoyado en la guerra de Sucesión.

Felipe V

Fernando VI

Carlos III

Las reformas del siglo XVIII

Los reyes del siglo XVIII, Felipe V, Fernando VI, Carlos III y Carlos IV, emprendieron numerosas reformas:

  • Reformas administrativas. Los validos fueron sustituidos por los secretarios de Estado o ministros, que ayudaban al rey en las distintas tareas de gobierno.
  • Obras públicas. Se mejoraron las comunicaciones con la construcción de carreteras y canales.
  • Reformas económicas. Para mejorar la economía, se crearon las manufacturas reales, que eran fábricas protegidas por los reyes; y las compañías comerciales, que comerciaban con América bajo la protección real.

El final de la Edad Moderna

Durante el siglo XVIII, los reyes se enfrentaron con Gran Bretaña y Portugal, que pretendían que España abandonara el monopolio de las colonias, es decir, que permitiera que otros países pudieran comerciar con ellas. Para eso, entorpecían el comercio entre España y América.Las guerras provocaron enormes gastos. Para pagarlos, los reyes aumentaron los impuestos y la población se empobreció. Las dificultades y la incapacidad de los reyes y sus ministros para resolverlas provocaron protestas populares. Así, en 1.808, estalló en motín de Aranjuez, que obligó a Carlos IV a abdicar a favor de su hijo, Fernando VII.

La familia de Carlos IV

Fernando VII

LA SOCIEDAD Y LA CULTURA DE LA EDAD MODERNA

El Siglo de Oro

Se conoce como Siglo de Oro el período comprendido entre la mitad del siglo XVI y finales del siglo XVII, por la calidad y abundancia de las obras de arte y de literatura producidas en España.

La sociedad

La sociedad de la Edad Moderna estaba dividida en privilegiados y no privilegiados.

  • Los privilegiados. Formaban este grupo la nobleza y el clero. No pagaban impuestos, poseían la mayor parte de las tierras y ocupaban los principales cargos políticos.
  • Los no privilegiados. Formaban este grupo los campesinos y la burguesía (artesanos y comerciantes). Recibían el nombre de pueblo llano. Pagaban impuestos y no podían acceder a los cargos del gobierno. Los campesinos vivían en la pobreza, mientras que los burgueses poseían muchas tierras y riquezas e imitaban el modo de vida de la nobleza.

La sociedad de la Edad Moderna fue poco tolerante en el aspecto religioso, por eso en 1.492 se expulsaron a los judíos y en 1.609 se expulsaron a los moriscos.

La literatura

En la Edad Moderna vivieron en España brillantes escritores. La imprenta, inventada en el siglo XV, ayudó a la difusión de sus obras.

  • En el siglo XVI, sobresalieron Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz, que escribieron obras de carácter religioso, y el poeta Garcilaso de la Vega.
  • En el siglo XVII, escribieron sus obras Miguel de Cervantes, Francisco de Quevedo, Luis de Góngora, Lope de Vega y Calderón de la Barca.
  • En el siglo XVIII, destacaron los ilustrados, que reflexionaban sobre los problemas de España, como Gaspar Melchor de Jovellanos.

Miguel de Cervantes

Calderón de la Barca

Francisco de Quevedo

El arte

  • En arquitectura, en el siglo XVI, se construyeron edificios de estilo herreriano, que se caracteriza por su aspecto austero y su escasa decoración. En el siglo XVII, se construyeron edificios de estilo barroco, con abundantes líneas curvas y decoración recargada. En el siglo XVIII, aparecieron los edificios de estilo neoclásico, que imitaban las construcciones de los romanos.
  • En escultura, destacan los retablos que decoraban los altares y las figuras religiosas de madera policromada. Entre los escultores sobresalen Gregorio Fernández, Martínez Montañés, Alonso Cano y Francisco Salzillo.
  • En pintura, en el siglo XVI destaca El Greco, que pintaba figuras muy alargadas. En el siglo XVII sobresalió Diego Velásquez, el pintor de la corte, que realizó numerosos retratos, cuadros religiosos y escenas de la vida cotidiana; Francisco de Zurbarán, José Ribera y Esteban Murillo. A finales del XVIII, destacó Francisco de Goya.

La Sagrada Familia del parajito de Murillo

El entiero del Conde de Orgaz de El Greco

Las Meninas de Velázquez

El desarrollo de la ciencia en el siglo XVIII

En el siglo XVIII la ciencia tuvo un gran desarrollo. Se crearon muchas instituciones científicas, como observatorios, museos y jardines botánicos.

También se concedió mucha importancia a la educación y la cultura. Se crearon Academias, como la Real Academia de la Lengua, y Sociedades Económicas, en las que se reunían expertos para reflexionar sobre la economía.